La selección chilena obtuvo un importante triunfo ante Panamá en la definición del grupo D, donde solo servía un empate o triunfo para poder pasar a segunda fase. Ahora empieza el muere-muere. Ya no se pueden cometer errores y guardar energías. El próximo sábado se juega contra México y el pase a semifinales.

 Por Pluma Insensata

 

Chile pasó a cuartos de final de la Copa América Centenario tras ganarle a la selección de Panamá por 4 goles a 2.  Una noche brillante de Alexis Sánchez y Eduardo Vargas sellaron un correcto partido de La Roja. La cuota de preocupación la dieron Gonzalo Jara y El Niño Maravilla pues se encararon en el entretiempo en duros términos.

Una noche tranquilizadora para Juan Antonio Pizzi y su plan de implantar su línea de juego en el equipo de todos. Pudimos ver una selección mucho más comprometida, aunada y con mucha intensidad. Importante fue la utilización de las bandas con José Pedro Fuenzalida y Jean Beausejour, de donde justamente salieron los goles de Alexis y Vargas.

Chile vs MéxicoEsta victoria sirve de aliciente de cara al partido contra México en el Levi’s Stadium. Cabe recordar que en la antesala de este torneo se jugó con los Centro Americanos y se perdió en los minutos finales con gol de Javier “Chicharito” Hernández.

Es un partido clave contra los del “Tri” pues vienen de ser invictos en su grupo tras obtener 7 puntos sin mayores sobresaltos. En cambio Chile consiguió 6 puntos y con mucha dificultad luego de perder en la primera fecha ante Argentina. Pero ojo que no solo sacaron buen puntaje, sino que demostraron excelente nivel futbolístico y táctico. Saben aprovechar los tiros de esquina y las faltas.

La selección Mexicana es una potencia destacable pues gozan de muy buenos jugadores. No conocidos mundialmente pero si inteligentes a la hora de jugar y encarar los partidos. Hablemos de José Corona, Rafa Márquez, Chicharito, Christian Giménez y Andrés Guardado, por nombrar algunos.

Se caracterizan por tener buen pie, buenos cabeceadores, salida pulcra y tácticamente muy agresivos defensiva y ofensivamente. Juegan al pelotazo pero no como Uruguay, quienes apuesta por un pivoteo y ya. No, los dirigidos por Juan C. Osorio planean muy detenidamente cada movimiento. Nada es al azar.

Muchos le quitan las fichas porque jugo mal contra Venezuela, pero ojo que cuando apretó el acelerador, no tuvo problemas en empatar y casi ganar el encuentro. Tal como jugaron el amistoso frente a Chile, lo hicieron algo relajados el primer tiempo, digamos que tanteando al rival. Pero tampoco desmesuradamente. Es un equipo que te entrega el balón y pareciera que los estuvieses sobrellevando, pero no es así. Tienen jugadores que no solo pinchan el balón, sino que también corren con el pegados a los pies y hacen mucho daño. Y de esto sabe nuestra selección que no goza precisamente de paternidad frente a los Aztecas.

Si Chile pasa este escollo jugando como lo hizo ayer y ojalá mejor, creo que tenemos opciones de ganarle a cualquiera. Para mi México es igual de peligroso que Argentina. La Albiceleste es un equipo lleno de figuras pero que no pueden sacarse el ego de encima. El “Tri” juega para la colectividad y mancomunados.

Respetemos a nuestro próximo rival tanto como respetamos dos cortos de tequila. Es un equipo potente y fuerte en todas sus líneas. Por eso hay que aprovechar al 100% cuando tengan errores y nos brinden ocasiones de gol.

Ojalá podamos recuperar a Claudio Bravo que aún no llega a Estados Unidos. Tiene que estar a la par de todos. Frente a Panamá todos subieron su nivel menos él.

Se puede pasar a semifinales, pero de manera perspicaz y sin dejar espacios. Jugarse cada pelota como si fuera la última y recuperar una forma de jugar, que aunque sea distinta a la de Jorge Sampaoli, no cabe duda que también es ofensiva. Algo se vio frente a los Panameños. De a poco se empieza a notar la mano de Pizzi. A tener paciencia muchachos.

Fotos gentileza de Prensa Fútbol y As.com

 GettyImages-537567344-1024x683

Comentarios

comentarios