Everton FC es uno de los equipos más populares de Inglaterra y de la Premier. Sumado a su historia los “toffees” poseen uno de los estadios más emblemáticos de Inglaterra; el Goodison Park. Un estadio que, ubicado al norte de Liverpool, tiene una capacidad de aproximadamente 40.000 espectadores y que ha sido la casa de distintos partidos que quedarán en la historia del fútbol como la semifinal de la Recopa de Europa entre el mismo Everton y el FC Bayern Múnich. Pero… no siempre fue la casa del club azul y la movida del club a Goodison fue de todo menos tranquilo.

 

Después de ganar la liga por primera vez, el Comité Everton y el presidente del club John Houlding se vieron envueltos en un conflicto bastante profundo y amargo. Houlding originalmente alquiló Anfield que era de la propiedad de la familia Orrell y se lo arrendó al Everton FC. En 1885 Houlding compró la tierra a Orrel y lo alquiló directamente al Everton FC. El comité de tendencia liberal vio al concejal Houlding como una persona que tenía una idea económica y política personal y que no estaba en la misma línea que el modelo de negocio que el club había tomado y también sobre el tema de la venta de refrescos, a la que Houlding tenía derechos exclusivos. Houlding había aumentado el alquiler del club en un 150% después de la temporada 1889-90, aproximadamente 250 £ por año. John Orrell, que era dueño de la tierra vecina, luego intentó ejecutar legalmente un camino para volver a ser poder sobre su tierra. Esto requeriría que Everton tendría comprar tanto Anfield y  la tierra de Orrell o arrendar ambos. Los miembros del comité Everton acusaron a Houlding de saber lo que estaba haciendo, que podría llevar al club a una posterior quiebra.  El comité quería negociar con Houlding para poder arrendar el Anfield y  la tierra de Orrell combinada por 370 £ o la compra de los dos, pero la respuesta fue que el precio del alquiler no era negociable. Houlding se negó a dar Everton FC un contrato de arrendamiento contractual, que retrasó la llegada de Everton a Goodison.

 

Houlding intentó estafar el club mediante el registro de otra empresa, Everton Football Club y Pistas de Atletismo, Ltd. En  marzo de 1892. Everton sigue ocupando y jugando en Anfield, por lo que Houlding trató de hacerse cargo de los fixture y la posición de Everton en la Liga local. El Consejo de Fútbol de la época, no reconocería la nueva compañía de Houlding como Everton, lo que resulta en su cambio de nombre a Liverpool Football Club y Tierras Atléticas, Ltd lo que conllevo a que en junio de 1892, se creara el Liverpool FC. La desconfianza entre Houlding y el Comité Everton dio lugar a Everton abandonar su considerable terreno en Anfield y moverse a Goodison Park en el lado norte del parque Stanley, donde se emitieron más de 5.000 acciones mientras lo hacían, dando a los directores de una participación del 6% en el club. Everton jugó su último partido en Anfield el 18 de abril 1892 vs Bolton Wanderers.

 

Comentarios

comentarios