Este viernes se dio inicio a la quinta fecha del campeonato de apertura con la vuelta de Colo-Colo al Monumental, que enfrentó a Deportes Iquique, el actual puntero. Este sábado en tanto, se disputó el clásico universitario, que enfrentaba en el Nacional a una U que venía de su primer racha de dos partidos ganados, y a una dubitativa UC que sólo contaba con 3 empates.

Colo-Colo sigue sin encontrar su esquema en esta nueva era comandada por Guede, y perdió inapelablemente por 2-0 ante Iquique, que jugó desde el minuto 36’ con 10 jugadores, tras la expulsión de Charles por doble amarilla. El primer gol fue de Ramos a los 12’, tras el cual la ofensiva alba no supo reponerse y generar llegadas claras al arco, haciendo que para Naranjo la noche fuera absolutamente tranquila. Ni siquiera la expulsión fue aprovechada, y en el 43’, tras un cabezazo de Lopes, se decretó el 2-0 final. El partido puedo haber terminado 3-0 incluso, pero Ramos desvió un penal cuando ya el partido terminaba.

Colo-Colo no sólo sigue sin sumar de local, sino que totaliza el peor inicio de campeonato en 10 años, obteniendo sólo 4 de 15 puntos posibles, situación que además totaliza el peor inicio de campeonato como local, sin haber sumado puntos en sus tres encuentros en dicha instancia. Quedará por ver qué sucede en lo que sigue con este cacique que no da muestras de encontrarse a sí mismo en la cancha.

Desde la otra vereda en tanto, la U se mostraba como el gran favorito de la jornada, jugaba en casa, con estadio lleno, con 2 triunfos en línea y frente a la UC que sólo había cosechado tres empates. Pero la historia fue otra, los cruzados no sólo lograron quitarse los fantasmas de una pésima semana, en donde habían quedado eliminados de la Copa Sudamericana y derrotados por Wanderers de local, sino que sacaron su estampa de campeón vigente, llevándose el clásico universitario número 227 por un categórico 3-0.

La cuenta la abrió un autogol de Gonzalo Jara a los 18’, quien tuvo una desgraciada noche ya que además del autogol fue amonestado y tuvo que abandonar por lesión a los 25’. En el 22’ cuando la U aun se reponía del autogol, Diego Buonanotte marcó el segundo tras eludir a Vilches y a Jara. Cuando el primer tiempo se terminaba, fue el Nico Castillo el encargado de ejecutar el penal y darle a la UC un merecido triunfo por 3 a 0, frente a una U que no supo en el segundo tiempo abrir el cerrojo que instaló la UC. Como resultado, Beccacece pateando un refrigerador lo explica todo, y la UC vuelve a sonreír.

por René Catalán Hidalgo

Comentarios

comentarios