Complejo fue el debut de Claudio Bravo en su nuevo equipo, el Manchester City. Los Citizens se enfrentaban al Manchester United por una nueva fecha de la Premier League. El encuentro fue ganado por el City por 2-1.

Bravo, sin embargo, cometió varios errores que evidenciaron sus nervios de debut. Fue el claro responsable del gol de Zlatan Ibrahimovic y se le vio complicado a la hora de jugar con los pies, destreza donde Bravo siempre ha destacado.

Su entrenador, Pep Guardiola, no dudó en alabar el rendimiento del chileno, diciendo que habia tenido un desempeño sobresaliente y que a veces los arqueros toman decisiones que no siempre tienen buenos resultados, pero que él lo prefiere así.

Bravo ha sido ampliamente criticado en redes sociales, pero tendrá muchos partidos para reivindicar su desempeño en el arco ciudadano.

Comentarios

comentarios