Lewis Hamilton comprobó en los entrenamientos libres de este viernes que Mercedes sigue en otra galaxia respecto del resto. Red Bull y Ferrari quedaron por detrás de la flecha plateada del tricampeón inglés. Nico Rosberg no giró por una fuga de agua en su monoplaza.

Silverstone, el mítico circuito inglés es el escenario donde se llevaron a cabo los entrenamientos lbres del fin de semana. Luego de la polémica entre los pilotos de Mercedes en el pasado Gran Premio de Austria, el tricampeón inglés dejó en claro que el “hammer time”, al menos en el gran premio de casa, comenzará temprano este fin de semana.
Le dolieron las pifias en el podio al británico, triunfo con polémica que el público austríaco no le perdono y se lo hizo sentir estruendosamente durante la ceremonia de premiación. Este fin de semana será distinto. Es que Lewis es un verdadero icono pop en Gran Bretaña, las banderas británicas con el número 44 aparecen en cada curva del legendario trazado inglés.
Luego de que Mercedes zanjara las nuevas condiciones para normar la relación entre los dos aspirantes al título, el tres veces campeón del mundo quiere alzarse con una victoria clara sobre Nico Rosberg que le permita acercarse a la punta del campeonato y poner presión sobre el alemán, actual líder del campeonato.
Por lo visto durante la mañana de hoy, la lucha por el campeonato quedará delimitada exclusivamente a los dos pilotos de la marca germana. Los Mercedes estuvieron muy lejos de sus más cercanos perseguidores, los dos autos de Red Bull y los dos pilotos del Cavallino.

Tiempos P2

Los tiempos de la segunda jornada de entrenamientos de hoy. Foto: F1.com

Mañana la clasificación se espera apretada, toda vez que Nico no pudiera rodar durante la segunda sesión de hoy, lo que obligó al equipo a duplicar para mañana los reglajes del auto de Lewis, por tanto mañana ambos pilotos tendrán exactamente los mismos autos para disputarse la Pole Position.

Comentarios

comentarios