En un apasionante cierre del mundial en Abu Dhabi, el piloto alemán de Mercedes se coronó campeón del mundo de Formula Uno, emulando el logro de Keke, su padre, obtenido hace 34 años.

Mucha tinta corrió durante la semana respecto al cierre de temporada de la máxima categoría. Lo decía Christian Horner, jefe máximo de Red Bull, durante la semana, “si fuera Hamilton ralentizaría el ritmo para complicarle la vida a Nico”. Lo negaba Lewis, anunciando a quien quisiera oírle. Lo cierto es que el británico siguió el consejo del jefe de la escudería energética.

cyr_irdxgae4cdo

La imagen que resume la carrera. Hamilton dominando el ritmo de la carrera, permitiendo que los autos de atrás llegaran a complicar a su compañero. Foto: Twitter

La decisión del tricampeón inglés aportó una cuota de emoción difícil de encontrar en este mundial dominado por las “flechas plateadas”. Lewis Hamilton mostró de lo que es capaz, un piloto de época que manejo la carrera a su antojo, y que administró la diferencia respecto de su compañero de equipo. La esperanza para el británico vino de la mano de Max Verstappen, que luego de un trompo en la largada, y de la mano de la estrategia de Red Bull, obtenía la segunda plaza de la carrera desde la vuelta 8. Apenas 12 vueltas después el alemán quiso probar su valía, con un gran adelanto al holandes de Red Bull.

cyrzhspvqaetuu1

Nico Rosberg celebra su segundo lugar y el campeonatodel 2016. Lo celebr{o haciendo las populares Donnuts frente a la tribuna en la recta principal. Foto: Motorsport.com

“Lewis, soy Paddy, tienes que subir el ritmo por que Vettel es una amenaza real” le advertía Paddy Lowe, director ejecutivo de las flechas plateadas. “Estoy perdiendo el mundial, no me interesa perder la carrera” respondía desafiante el inglés. “Iba dominando la carrera y tenía el derecho de manejar el ritmo, no puse a nadie en peligro y no hice nada ilegal” se defendía el británico en la conferencia de prensa de la FIA posterior a la carrera.

Cinco vueltas de infarto, con 4 autos separados apenas por 2,5 segundos, donde Nico Rosberg demostró  que su campeonato vino de la mano de la regularidad, pero también hizo gala de una agresividad y consistencia que despejó, si acaso había, cualquier duda respecto de sus merecimientos para calzarse la corona de este año.

cyrwbsmweaensm5

El saludo del campeón saliente al actual monarca de la Formula Uno en el podio de ganadores. Foto: Captura de pantalla canal Movistar.

La bandera a cuadros cayó implacable para dirimir una épica lucha entre compañeros de equipo. Nico emula el logro de Keke, su padre, de 1982, con una gran diferencia, el padre solo ganó una carrera aquel año, el hijo ganó nueve durante la presente temporada. Por su parte Lewi Hamilton, se transformó en el primer piloto en ganar 10 grandes premios sin obtener el campeonato. La velocidad inglesa cayó derrotada ante la calculadora alemana. ¿Justo o injusto?, solo el tiempo lo dirá, mientras tanto solo queda decir, Enhorabuena al campeón.

La formula uno vuelve en Marzo, en Australia, como ya es tradición, con un deporte completamente nuevo, autos más rápidos, neumáticos más anchos, menos aerodinámica, son algunos de los cambios que vienen el próximo año que prometen rebarajar el naipe de la máxima categoría del deporte motor. Sea.

 

Comentarios

comentarios