En una emocionante carrera, donde tuvo que aguantar el ataque de Daniel Ricciardo en las vueltas finales, el alemán de Mercedes hizo valer su Pole Position para ganar el Gran Premio de Singapur y hacerse con la punta del campeonato. Quedarán seis fechas de infarto.

Emoción hasta el final en la noche de Singapur. Ese sería un buen resumen para la carrera nocturna válida por la decimoquinta fecha del mundial. En una carrera frénetica en el trazado callejero de Marina Bay el alemán de Mercedes obtuvo su tercera victoria de cuatro posibles luego de la parada por vacaciones y se posicionó como el nuevo lider del mundial.

En un inicio movido, debido al accidente de Nico Hulkenberg, donde tuvo que salir el Safety Car, para cumplir con la estadística del 100% de salidas del auto de seguridad en el callejero asiático.  Eso sí, a diferencia de l  as versiones anteriores, la neutralización no tuvo incidencia en la gestión de carrera, lo que permitió ver una amplia gama de estrategias en los diferentes equipos.

En las primeras vueltas, Fernando Alonso mostraba, una vez más, que es de los pilotos que mejor larga en la parrilla actual, poniendo el McLaren en quinta posición y defendiendose ocupando todo el ancho del circuito. Chapeau para el Asturiano.

 

Y si la carrera del bi campeón del mundo español fue buena, la del tetracampeón alemán fue extraordinaria. Sebastian Vettel que largaba desde la última ubicación de la parrilla, remontó hasta la quinta posición, sosteniendo su estrategia de carrera en los tres sets de neumáticos ultra blandos que tenía disponibles debido a no haber podido disputar la clasificación. Gran gestión de carrera de Seb, que le valió la mayor remontada del fin de semana y la elección de Piloto del día por parte de los fanaticos en la página oficial de la Formula Uno.

cspezxxuiae9bf4-jpg-large

Daniel Ricciardo en su frenética persecución sobre el final de la carrera. Foto: F1.com

Adelante, la emoción la puso primero el duelo entre Lewis Hamilton y Kimi Raikonnen, quien aprovechó de buena forma un error del británico, que no parece terminar de sentirse cómodo en este trazado para ponerse en el tercer lugar de la carrera. Sin embargo desde el box del actual campeón del mundo tuvieron la capacidad de reacción suficiente para recuperar la posición forzando una tercera detención que les devolvió la tercera plaza. Mal por Ferrari, que vuelve a mostrar sus falencias a la hora de la gestión desde el muro de pits.

cspeg0bweaadimh-jpg-large

Nico Rosberg celebrando en la noche de Singapur. Foto: Twitter

Precisamente esa jugada de Mercedes mostró el camino para Daniel Ricciardo. El australiano paró a 16 vueltas del final para montar los superblando y atacar sobre el final de la carrera. Jugada arriesgada que estuvo a punto de pagar. Porque el de Red Bull remontó una diferencia de 28 segundos para acabar a un poco menos de medio segundo de la punta. Emoción en las últimas vueltas, donde Nico Rosberg mostró una sangre fría excepcional para aguantar el ataque de Ricciardo. Sangre fría que le valió salir de Singapur como lider del mundial. ¿Le alcanzará para ganar el campeonato? en seis carreras tendremos esa respuesta.

POSICIONES FINALES GRAN PREMIO DE SINGAPUR

cspfaelwaaegrcz-jpg-large

 

Comentarios

comentarios