Aunque sin dos preponderantes figuras (Stephen Curry y LeBron James), el equipo de basketball de Estados Unidos mostró por qué es candidato indiscutido al oro olímpico al ganarle a China por 119-62.

Con una potencia y organización de juego implacables, la figura que más destacó fue la de Kevin Durant, la reciente contratación de los Golden State Warriors, al realizar 25 puntos en breves 22 minutos de juego.

El próximo partido del Dream Team será ante Venezuela a las 18:00 de hoy.

Comentarios

comentarios