El astro brasileño hoy cumple 40 años. Y ahora si que puede celebrar justificante pues el legado que dejó a los amantes del fútbol es sublime. Considerado uno de los mejores jugadores en la historia, Ronaldo Luís Nazário de Lima está de fiesta.

Nació en 1976 en Río de Janeiro, pero su primera camiseta fue la del Cruzeiro. De ahí en más comenzó a escribir su propia leyenda. El fenómeno, desde joven comenzó a hacernos disfrutar con la agilidad y control que tenia con el balón. Caños y más caños, enganches y arqueros en suelo eran su especialidad.  352 goles en toda su carrera. Se dio el gusto de jugar en el FC Barcelona y Real Madrid, defendió al PSV de Holanda y así podemos seguir contando.

Estuvo en el AC Milán e Inter de Milán, y en la selección brasileña para qué decir. 62 goles en 98 partidos. Campeón mundial en el 94′ y 02′, Copa América 97′ y 99′ y finalmente la confederaciones del 97′. El gordo, como se le conoció por su exceso de peso cuando se retiró del fútbol cuando jugaba en el Corinthians, poco a poco se fue apagando y comenzó a hacer noticia por cosas extrafutbolísticas.

Sin embargo, hoy por hoy es considerado uno de los mejores delanteros del mundo. Aún deleita con sus mejores jugadas. Hasta hace poco era el máximo goleador de los mundiales. Lo superó Miroslav Klose. Pero eso no opaca su legado. Todos recuerdan y recordarán al fenómeno.

Comentarios

comentarios