Tras el polémico final en Austria, donde ambos pilotos de Mercedes se tocaron en la curva dos del Red Bull Ring cuando cumplían la última vuelta, la polémica está lejos de apagarse. Esta vez el turno de echar bencina al fuego fue de Lewis Hamilton, acusando a su compañero de haberlo chocado intencionadamente. Las aguas siguen turbias en el equipo alemán.

Hamilton contra Rosberg. Rosberg contra Hamilton. Otra vez, y ya son varios los encontrones entre ellos, esta vez el perdedor claro fue Nico Rosberg, quien aparte de perder una victoria que tenía en la mano, sumó una sanción por la polémica acción. Pero más allá de la evidencia está la sospecha y la prensa inglesa no ha dudado en hacerse eco de las especulaciones.

Se podía respirar en el aire del paddock la idea de que tal vez la intención de Nico era echar a Lewis de la pista, tal y como lo había comentado tras el gran premio de Canadá, para poder ganar la carrera. Y algo así debe creer también la FIA que le sancionó con diez segundos y dos puntos en el carnet por ese hecho. Pero incluso Hamilton alimenta la sospecha, de la mala intención de su compañero, otrora amigo, fue a dejarle fuera para poder ganar.

Preguntaban los periodistas ingleses después de la carrera. ¿Lo hizo a propósito Nico? Y Lewis ni sí, ni no, si no todo lo contrario. “Sinceramente, no quiero entrar. No voy a hablar sobre las cosas negativas, sino centrarme en que he ganado. Pueden revisar la maniobra y cada uno tendrá su opinión. Yo también tengo la mía, pero me la guardo para mí. He podido ganar, he ido a por ello y yo vivo para esto”, decía.

309821-620-282

La maniobra de la polémica. La FIA estimó que la responsabilidad era del piloto Alemán y aplicó sanciones. Foto: archivo

Lo que sí aseguró y de forma rotunda, es que quiere que Mercedes les sigan dejando competir y se olviden de las órdenes de equipo. “Uno nunca quiere ver órdenes de equipo. Lo bueno es que Toto (Wolff) y Niki (Lauda) han estado genial y nos permiten correr, que es de lo que finalmente se tratan las carreras.  Vamos a 300 km/h, ¿esperan que nunca, nunca, nunca haya un problema? es dificil, cerró el tricampeón del mundo.

En la otra vereda, Nico se seguía defendiendo, como después haría en un vídeo de camino a casa que subió a sus plataformas personales, su postura: “Estaba en el interior de la curva y tenía el derecho a defenderme. ¿Por qué tenía que tomar la línea normal? Lewis estaba en la parte de fuera y yo quería dejarle espacio en pista. Mi intención ha sido siempre buena”.

Y claro, seguía diciendo que Hamilton tenía todo el interior: “¿Cómo que no le he dejado espacio? Él tenía espacio”. Y confía en que este asunto no le afecte a la hora de renovar con Mercedes: “No pienso en eso, pienso en esto solo, estoy cabreado y ya. He perdido la carrera por una colisión y Lewis ha ganado. Es una pena”. Y deja claro que aceptará órdenes de equipo: “Si hay que hacerlo, lo aceptaré. Es así y no está bajo mi control”. ¿Lo aceptará Hamilton? Eso está por verse.

Capítulo aparte, Mercedes ha confirmado que la renovación del alemán, aunque avanzada, no está cerrada. Quizá estos inconvenientes terminen con Rosberg fuera de las flechas de plata. Eta teleserie todavia guarda varios capítulos. Mantengase en sintonía.

 

 

Comentarios

comentarios