En un disputado partido, la dupla formada por Nicolás Jarry y Hans Podlipnik venció a la dupla colombiana de Juan Cabal y Robert Farah por 6-4, 2-6, 6-2, 6(4)-6(7), 6(7)-6(5) ; dejando el score global favorable a Chile por 2-1.

En poco más de 4 horas y media, la dupla nacional conformada por Jarry y Podlipnik dió cuenta de la dupla colombiana, 27º y 28º del ranking de la categoría. Una gesta digna de la historia de nuestro tenis, con un Podlipnik a la altura y un Jarry que se posicionó como la gran sorpresa. Ahora a esperar los dos singles que se disputarán entre hoy y mañana para definir el paso al repechaje que permita volver a Chile al Grupo Mundial.

El primer set fue favorable desde los primeros games para la escuadra nacional. Mientras los servicios de los tenistas chilenos eran ganados con facilidad, la dupla colombiana batallaba para sacarlos adelante. Así, los quiebres producidos en el sexto y octavo juego, fueron suficientes para definir el primer set. El quiebre producido por Colombia en el noveno game, fue sólo para maquillar la superioridad chilena, que se llevó finalmente la manga por 6-4.

En el segundo set, la dupla colombiana salió a demostrar por qué están rankeados en dobles en el lugar 27° y 28°. Con quiebres en el tercer y quinto game, lograron ponerse rápidamente arriba por 5-1, para finalmente llevarse el set por 6-2.

El tercer set fue mucho más parejo que los dos anteriores. Trabajados fueron los servicios de cada una de las duplas. Hasta que en el sexto game, Chile logra quebrar el saque de los colombianos, quienes luego no pudieron superar el efecto sicológico de este juego perdido, y regalaron su saque por segunda vez, para que Chile se llevara el tercer set por 6-2.

El cuarto set fue no apto para personas con el corazón sensible. Al más puro estilo de las jornadas de tenis que nos regalaron los históricos Ríos, Massú y González. Luego de quebrar el saque de los chilenos, en el séptimo game, y confirmar el quiebre en el siguiente juego; los “cafeteros” se pusieron en ventaja 5-3 con claras opciones de alargar el match hasta un quinto set. Luego de ganar su servicio y poner el marcador 5-4, la dupla nacional logró quebrar el servicio colombiano, igualar 5-5, y dar vuelta el set, al ponerse arriba con su saque. El marcador sería igualado por la escuadra colombiana, y al quedar 6-6, el “tie-break” ya era una realidad.

Y la definición no podía ser más angustiante. Colombia se puso 5-4 luego de que todos los servicios fueran perdidos por sus sacadores, con el servicio a su favor. De esta manera, la dupla formada por Farah y Cabal se llevaría el “tie-break” por 7-4, y con ello el cuarto set.

Finalmente, el quinto set no fue menos angustiante. La dupla chilena siguió sacando garra para hacerse de un quiebre en el quinto juego y confirmando en el sexto, quedando Chile 4-2. Pero los colombianos pusieron paños fríos a la situación, mostrando su categoría y recuperando el quiebre en el octavo juego. Así se fueron al “tie-break”.

La disputa final no fue menor, quiebres y quiebres de vuelta, dejaron el juego empatado a 5 puntos, punto para Chile que cierra el partido quebrando el saque y dejando el “tie-break” 7-5.

Gran partido el vivido hoy, a la altura de las grandes gestas del tenis chilenos, donde nuestra improvisada dupla y un iluminado Jarry, lograron imponer sus términos y localía, dejando la serie 2-1, a la espera de lo que pase en unos minutos entre Gonzalo Lama y Santiago Giraldo. Partido que probablemente se tendrá que jugar en dos tandas ya que el court no cuenta con iluminación artificial.

Por Juan Andrés Estay y René Catalán

Comentarios

comentarios