En la Cancha 1 de Wimbledon se disputó hoy la final del tercer Grand Slam de la temporada. Partido que finalmente tuvo al escocés Andy Murray como vencedor, en un disputado 6-4; 7-6(3) y sobre el canadiense Milos Raonic

No fueron suficientes para el gigante Raonic su 1,98 m de estatura, ni su juego de saque y volea; para lograr vencer a un Murray que exhibió una mayor variedad de recursos sobre el césped británico. Si bien el match se desarrolló con una relativa paridad, en los momentos claves.

Fue así como en el séptimo game del primer set, el canadiense cedió su saque, y el británico quedó 4-3 arriba. Este quiebre sería suficiente para llevarse el set por 6-4.

El segundo set sería aún más parejo. Ambos jugadores no fueron capaces de quebrar el saque del otro, aunque en algún momento, Murray tuvo las chances más claras de hacerlo. Inevitablemente fue necesario un “Tie break” para desempatar el set. En ese momento, el entrenado por Ivan Lendl hizo gala de toda su variedad de golpes, y se quedó con la definición por un claro 7-3.

El tercer set mostró a un Raonic decidido a rescatar el partido. Teniendo la ocasión más clara en el cuarto game, donde el entrenado por Carlos Moyà tuvo dos break points para llevarse el juego, pero fue incapaz ante la superioridad del escocés. De ahí en adelante Murray volvió a establecer la paridad en el juego, y bajó el ímpetu mostrado por el canadiense. Así llegaríamos nuevamente al “Tie break”.

Una vez más, Murray dejó claro por qué es el #2 del mundo. Rápidamente se puso en ventaja, quebrando los dos saques de Raonic, colocándose 3-0; y ganado los dos suyos, sacando una importante ventaja de 5-0. El canadiense sólo pudo descontar en uno de sus siguientes servicios, para luego dejarlo todo al servicio del escocés. Finalmente, en el segundo de estos saques, Raonic la mandó a la malla, desatando la alegría de la casi totalidad de los asistentes a la Cancha 1.

De esta forma, Andy Murray ganó su segundo “Torneo de Caballeros de Wimbledon” (cursi denominación dada por la organización), y rompe con la hegemonía impuesta esta temporada por Novan Djokovic en Grand Slams.

Por Juan Andrés Estay

Comentarios

comentarios