Este jueves 16 de junio se llevó a cabo el sexto juego de la #NBAFinals y se enfrentó Golden State Warriors versus Cleveland Cavaliers, donde los primeros tenían la opción de sellar su bicampeonato de visita, sin embargo la estrella de Cavaliers, LeBron James, en un partido redondo empató la serie de juegos a 3-3 y ESTE DOMINGO por fin habrá campeón de la NBA.

Por Nicole Acuña

Para que nos entendamos un poco más, en el ámbito local los Cavaliers vendrían siendo un equipo parecido (guardando las proporciones) a la Universidad Catolica. Han tenido un rendimiento sostenido en los últimos años debido principalmente al regreso de Lebron James al equipo pero cuando de finales se trata, ser campeón se les ha complicado bastante.

 

Por otro lado, los Warriors vendrían siendo algo asi como Huachipato. Equipo que no es considerado “grande”, que tiene buenos jugadores cada cierto tiempo y sale campeón algo asi como cada una decada.

warriors-150611-1

Los Cavs y los Warrior se juegan el campeonato de la NBA en el septimo juego. Foto: www.nba.com

En el inicio de estas #NBAFinals, Golden State Warriors tuvo un arranque prometedor. Ganó los tres primeros juegos y todo hacía parecer que el bicampeonato era de Curry, su estrella, y compañía. Sin embargo, y a buena hora, apareció Irving y LeBron para empatar la serie y llevarnos al séptimo juego de este domingo donde ya no importan las estadísticas ni los récords, sino quién logre conseguir la ventaja necesaria para quedarse con el título de campeón.

 

Las estrellas de ambos equipos son muy importantes. En este sexto juego el jugador Stephen Curry fue expulsado en los últimos minutos. Si bien su falta debería ser considerada como técnica y no como flagrante, habrá que esperar lo que decidan los jueces y en el peor de los casos podría quedar suspendido para este domingo lo que significaría una gran perdida para los Warriors.

 

Si tuviéramos que llevar a estas estrellas al plano futbolístico para que lo entiendan mejor, LeBron James vendría siendo el Zlatan de su selección. Es el rey, el amo y señor del equipo. Sin él, Cavaliers pocas oportunidades reales tendría de quedarse con el título. Por otro lado, Warriors es un equipo un poco más consolidado como tal y Stephen Curry sería el Luis Suarez de la selección uruguaya. Siempre necesario, siempre trascendental, siempre la estrella, pero sin él, el equipo puede seguir funcionando.

 

Este jueves Cleveland Cavaliers se convirtió en el tercer equipo en la historia de las #NBAFinals en forzar un séptimo partido en las finales tras ir 3-1 abajo en la serie. Sin embargo ni este ni otros datos son relevantes, pues el domingo en la cancha se verá a uno de los dos equipos celebrar sin importar lo que haya pasado anteriormente.

Comentarios

comentarios